¿Cómo aumentar la retención de empleados?

¿Cómo aumentar la retención de empleados?

La retención de empleados es uno de los factores clave para el éxito de una empresa. Un empleado disconforme con las normas, o descontento porque se sienta poco valorado, es un empleado que tendrá la mirada puesta en el mercado laboral esperando una oportunidad para cambiar y mejorar. A la inversa, una empresa que cuente con una plantilla consolidada, satisfecha y que coopera entre sí y se alinea hacia un objetivo común, es una empresa con éxito.
Por eso es clave mejorar la retención de los empleados, entendiéndose sobre todo en relación con la retención del talento. Cualquier directivo sabe que retener a sus mejores empleados garantiza la satisfacción del cliente, mejora la venta de productos, eleva la satisfacción de los compañeros de trabajo, permite una planificación eficaz y mejora el conocimiento y el nivel de aprendizaje de la organización.
Además, si tenemos en cuenta que la pérdida de un directivo medio en la compañía supone un impacto económico de aproximadamente el 100% de su salario anual, y que perder un alto directivo supone costes todavía mayores (y más difíciles de estimar), una estrategia efectiva de retención de empleados se hace más que necesaria.

7 puntos clave para mejorar la retención de empleados

  1. Asegúrate de que tus empleados saben qué se espera de ellos. La claridad de ideas y la seguridad de saber cuál es su cometido los hará sentir seguros y valorados.
  2. Proporciona a tus empleados una supervisión de calidad, especialmente evitando estos puntos de fricción:
    • La falta de claridad en cuanto a las expectativas sobre tus empleados.
    • Falta de (buen) feedback sobre su rendimiento.
    • Fracaso a la hora de mantener las reuniones programadas.
    • Fracaso a la hora de proporcionar un entorno de trabajo en el cual los empleados puedan percibir que pueden triunfar.
  3. Proporciona a los empleados una plataforma con la que puedan contribuir con sus ideas y feedback sobre diversos aspectos de la organización. Dar ese «poder» y otorgar esa libertad contribuye a mejorar la retención del talento.
  4. Permite a los empleados utilizar su talento y sus habilidades, pues esto los motivará y así los trabajadores querrán contribuir en áreas fuera de su trabajo específico.
  5. La percepción de trato equitativo con los empleados es fundamental, evitando favoritismos tanto en la asignación de tareas, como en el sueldo (y los posibles aumentos periódicos).
  6. Da prioridad a la formación y a las posibles vías de crecimiento de tus empleados. Los mejores trabajadores quieren aprender y crecer, así que proporcionar las herramientas y oportunidades necesarias para satisfacer esas necesidades es fundamental para mantener a la plantilla motivada y no dejar escapar el talento.
  7. La excelencia está en los detalles. Parecerá poco importante, pero conseguir que los empleados se sientan valorados y apreciados es tan importante como cualquier otro punto de esta lista. Agradecer el trabajo bien hecho (siempre que no sea algo impostado) es una gran herramienta de retención. Si a eso sumamos recompensas, bonus, regalos, tiempo libre tras una maratón de trabajo… todo eso no hace más que mejorar la satisfacción del trabajador y mantenerlo más motivado, y menos inclinado a optar por otro camino en su carrera laboral.

En el fondo, no hay secretos ocultos para conseguir retener en la empresa a aquellos empleados que mejor rinden y que más aportan al conjunto. Se trata, en el fondo, de mantener a las personas contentas, motivadas y con su labor reconocida de manera que acudan a su puesto de trabajo con una actitud positiva.