Evaluación del desempeño laboral, ¿cómo gestionar mejor tus RRHH?

Evaluación del desempeño laboral, ¿cómo gestionar mejor tus RRHH?

Una de las tareas en la gestión de RRHH es la evaluación del desempeño laboral en el  capital humano de la empresa.  

Las personas, a quienes normalmente se las llama recursos humanos, son un activo que hay que cuidar y ayudar en su formación y desarrollo para que puedan ejercer su función eficazmente. 

 

¿Qué es la evaluación del desempeño laboral? 

Según Chavenato (2002, p.36), “el desempeño laboral es la eficacia del personal que trabaja dentro de las organizaciones, funcionando el individuo con una gran labor y satisfacción personal” Es decir, el desempeño es el comportamiento del trabajador en la búsqueda de sus objetivos fijadosPara cumplir sus logros, cada uno constituye sus estrategias individuales. 

Para otros autores como Milkovich y Boudrem, el desempeño laboral engloba otras características individuales. Entre ellas están las capacidades, las habilidades, las necesidades y las cualidades que interactúan con la naturaleza del trabajo y de la organización. 

La evaluación del desempeño laboral es una herramienta que permite comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos individuales de cada persona que trabaja en una empresa. 

De esta forma, gracias a una gestión eficaz de RRHH, se puede medir el rendimiento, la conducta y el modo de obtener resultados de los trabajadores de la organización. 

Permite evaluar aspectos como: 

  • Cuáles son sus fortalezas 
  • Qué debilidades tiene 
  • Qué capacidades posee 
  • Cuáles son sus posibilidades de ascenso 
  • Qué aptitudes lo definen 
  • Qué problemas le preocupan 
  • Cuál es el grado de integración en su equipo 

Evaluando y analizando todos estos factores, quien se encarga de la gestión de RRHH puede aportar información a la empresa sobre el trabajador/a para ver si su desempeño coincide o supera los objetivos planteados inicialmente antes de su evaluación. 

Esta valoración se realiza en forma periódica, con el fin de que el empleado/a tenga la posibilidad de crecer conjuntamente en la organización. 

Las empresas consiguen, con la evaluación de desempeño laboral, fidelizar a sus RRHH, optimizar los resultados y mejorar la productividad y la calidad de sus procedimientos. También permite enriquecer el clima laboral entre trabajadores/as y sus managers. 

 

¿Qué indicadores son los que se pueden tener en cuenta? 

Los KPIs (Key Performance Indicators) son indicadores de desempeño laboral que sirven para medir la salud de una empresa, al tiempo que son una herramienta clave en la toma de decisiones. 

Afectan a todas las áreas de la actividad de la empresa proporcionando: 

  1. Información sobre producción 
  2. Datos sobre el retorno de la inversión (ROI) 
  3. Información sobre la calidad de los servicios 
  4. Relación del tiempo dedicado a corregir errores 

Establecer una lista de indicadores de desempeño, le da a la empresa una visión global de cómo se encuentra y cómo están sus empleados/as. 

Estos indicadores pueden ser usados en cuatro ejes: 

  1. Financiero: Los indicadores tratarán de poner en valor la rentabilidad de la inversión. 
  2. Cliente: Los indicadores proporcionarán información sobre la satisfacción del cliente y la calidad de las relaciones que la empresa tiene con ellos. 
  3. Interno: Todos los procesos internos pueden ser medidos por indicadores para mejorar la rentabilidad y eficiencia del departamento. Por ejemplo, se medirán las tasas de absentismo, de formación y otros temas relacionados con la gestión de RRHH. 
  4. Mercado: Aporta información sobre el valor añadido que aporta un producto o servicio: si la empresa innova o nola tasa de inversión, etc.  

 

¿Qué se evalúa del desempeño laboral en la gestión de RRHH? 

Se analizan tres bloques: 

  • La personalidad del empleado/a 
  • Su contribución a los objetivos planteados o al trabajo que realiza 
  • El potencial que tiene que desarrollar 

 

¿Qué principios básicos deben estar presentes en la evaluación del desempeño laboral? 

  1. La evaluación del desempeño debe estar unida al desarrollo personal y profesional del capital humano de la organización. 
  2. Lo que se vaya a evaluar debe ser respecto al puesto de trabajo que el trabajador/a ocupa. 
  3. Es fundamental que se definan claramente los objetivos del plan de evaluación de desempeño. 
  4. Requiere el compromiso de la empresa y de los trabajadores. 
  5. La persona encargada de realizar la evaluación (supervisor/a) será quien debe proponer y estar pendiente de las posibles mejoras. 

 

¿Cómo gestionar mejor una evaluación de desempeño laboral? 

Procura evaluar a tus empleados/as desde 4 dimensiones: 

  • Objetivos:  Pueden ser cualitativos o cuantitativos. Aunque con los cuantitativos podrás medir más objetivamente cómo desarrolla el trabajador/a sus tareas. 
  • Competencias: son las cualidades que tiene el trabajador para desarrollar las tareasAlgunas de ellas son la capacidad de trabajar en equipo, la organización, la realización de informes, la habilidad para tomar decisiones, la creatividad, la comunicación efectiva, etc.  

Descubre las competencias más demandadas aquí. 

  • ConductaDenotan si el empleado es amable, si va adecuadamente vestido, si cumple con las reglas sociales establecidos por la cultura empresarial, etc. 
  • ActividadesSon las tareas que realiza el trabajador en el día a día en el desempeño de sus funciones. 

En el siguiente vídeo descubre cómo realizar una evaluación de desempeño eficaz en la empresa. ¡Dale al play! 

 

¿Qué tipos de evaluación de desempeño existen? 

1. Checklist 

El supervisor/a elige de una lista de descripciones de comportamientos cuál es el más importante. 

De este listado le pone un puntaje específico a cada una de las preguntas y responde basándose en el comportamiento del trabajador/a. 

2. Evaluación del incidente crítico 

Se pone el foco en ciertos comportamientos y se señala si el empleado los ha realizado o no. Gracias a este método, el trabajador puede identificar las cosas que está haciendo mal o reconocer lo que está haciendo con excelencia. 

3. Evaluación de ensayo 

El supervisor/a describe en un documento cómo es el desempeño del trabajador/a. Es una visión totalmente abierta, para que quien evalúa pueda expresarse sobre cómo realiza sus tareas el colaborador/a. Si bien es muy subjetiva esta metodología, también es muy creativa. No sirve para empresas con gran número de empleados/as, porque es de difícil medición y la lectura de los informes lleva tiempo. 

4. Lista de verificación 

El supervisor o la supervisora califican seleccionando las oraciones que mejor describen el desempeño del empleado/a.  

5. Escala de calificación conductual 

Se realiza una comparación del desempeño laboral del empleado/a en relación con algunos parámetros específicos de conducta 

6. Método de evaluación por parejas 

Se compara a cada empleado/a con las personas que están siendo evaluadas en el mismo grupo. 

7. Evaluación de opción múltiple 

Es la más usada por las organizaciones en la gestión de RRHH, de hecho hay empresas que venden su software especializado para llevar a cabo esta metodología. 

En ella, el supervisor/a selecciona entre 2 o más opciones el comportamiento que mejor describe al colaborador/a. 

Depende de la herramienta tecnológica usada, aporta en forma de estadísticas o barras un gráfico de cómo es el desempeño laboral del trabajador/a. En pocos clics, ahorrarás una cantidad considerable de tiempo que podrás utilizar en otras tareas inherentes a la gestión de RRHH. 

Evaluar el desempeño de un trabajador/a ayuda a implementar estrategias y a convertir a la organización en altamente eficaz.  

Además, contribuye al desarrollo personal del empleado/a, mejora la comunicación y detecta posibles problemas.  

¿Realizas evaluaciones de desempeño laboral en la gestión de RRHH? Son altamente recomendables. 

Compártelo en tu redes...